Mar 28, 2012 - Todos    1 Comment

Respeto mi vecino, respeta tu vecino

DoctorRenny_conducta_antisocial.jpg


El buen vecino es nuestro compañero de la puerta de al lado, el que se encuentra en la vivienda contigua donde vivimos, la 1ra persona que está (en teoría) más cerca de nosotros en caso de cualquier contingencia física inmediata que se suscite en nuestra residencia.

Sin embargo, el vecino no siempre inspira tal seguridad y los problemas surgen cuando él trata de quebrantar nuestros derechos y, sobretodo, el más sagrado: El de la PAZ y TRANQUILIDAD que merecemos todos cuando estamos en nuestro hogar para poder descansar luego de una intensa jornada de actividades, trabajo, estudio, entre otras.

En Venezuela se está estableciendo una muy mala costumbre y no sé si en otros países del Mundo ocurre lo mismo… Y esa mala costumbre es la de colocar reiteradamente en las casas una música a un volumen muy alto o estruendoso (con los “bajos” al máximo posible o haciendo karaoke), además de realizar fiestas o encuentros en las paredes contiguas o también al aire libre (con gritos, ruidos y consumo de alcohol, psicotrópicos, etc.), incluso se hacen parrilladas con humo, molestando en demasía al vecino inmediato y también a los demás residentes de la zona (aunque sea en menor intensidad). Todo casi siempre ocurre entre los días viernes o sábados pero ya sin pudor se extiende la perturbación incluso hasta otros días de la semana.

Peleas y discusiones nada fútiles luego se dan entre las partes y una relación que debería ser amistosa se deteriora y comienza una “escalada” por parte de otros vecinos (“teoría de los vidrios rotos”, ver ANEXO al final).

Prácticamente todo se debe a 2 factores determinantes:

     – Al vecino que está perturbando no se le llama la atención, la policía en Venezuela NO actúa (aún a pesar que evidentemente reconoce que está ocurriendo algo anómalo), se les llama por teléfono y ni siquiera “se mueven” si se denuncia formalmente el asunto, en fin, existe IMPUNIDAD total para el agresor (“es un asunto entre vecinos”, te dicen).

     – Existe una falsa concepción sobre lo que es la propiedad privada, en efecto, se cree que en ella uno puede hacer todo lo que quiera sin importar los demás.

Las autoridades no entienden que el derecho a descansar está por encima al de otros argumentos. Se pide “tolerancia” (es una “fiestecita”, otras de las excusas que te dicen) pero no se concibe que alterar y/o menospreciar el derecho que tienen quienes quieren descansar es violador.

Un trabajador o enfermo que pase su rutina de descanso sin poder dormir porque al vecino se le antojó “festejar” en el mismo horario (en el cual quiere RECUPERARSE de su cansansio o dolencia) no me parece tolerable.

Las alergias que pueden provocar una parrillada pueden provocar incluso la muerte de quien inhale los humos que se provocan, ¿o acaso no es así? ¿no están prohibidas? Sí, casi todas las ordenanzas municipales prohiben su realización pero ninguna autoridad se apersona para poner orden donde se está quebrantando la norma.

¿Y qué sentido o que emoción se tiene poniéndose a gritar como “locos” y tener despiertos a los niños hasta la madrugada, lanzando incluso objetos por las ventanas y/o paredes de las casas? ¿Acaso esto NO es violencia? Además, ¿Acaso esos “niños”, con ese ejemplo, no están aprendiendo a ser malcriados?

La serenidad del hogar no se limita ni se altera ni se desprecia porque otros “vecinos” así lo quieren. La convivencia ciudadana debe imponerse, no puede ser que bajo el lema de la “tolerancia” sea el caos, la imbecilidad y el egoísmo lo que más predomine.

En especial, en las noches es indispensable DORMIR BIEN, por lo menos de 10pm hasta las 6am. Si el vecino quiere “rumbear” existen locales y espacios públicos donde hacerlo, no en una casa, y la policía debe actuar de facto, ni siquiera debería haber necesidad que “terceros” estén denunciando el asunto.

Deseo inmensamente que, en especial, las autoridades tomen medidas pertinentes, tanto policías como quienes tienen en sus manos evitar que estos hechos sigan sucediendo. No es posible que el sagrado derecho de poder descansar sin problemas en nuestros hogares cuando queramos (y sobretodo en las noches), sea quebrantado porque “nadie pone orden en la pea”, como se dice coloquialmente. No podemos seguir en la anarquía.

De mi parte (y estoy seguro que muchas otras personas están de acuerdo conmigo), YA BASTA DE TOLERAR QUE INADAPTADOS ALTEREN LA TRANQUILIDAD y PAZ DE SUS VECINOS. En esta oportunidad no ofreceré consejos como en publicaciones anteriores, se supone que nadie es ignorante y se sabe muy bien que existen normas de convivencia ciudadana que deben cumplirse. Se debe respetar a todo ser humano. Cuando una fiesta o reunión familiar se organiza en una casa, siempre se hace en función de no perturbar ni denigrar el sagrado derecho que tienen los vecinos de poder descansar en paz.

 

Ver también lo publicado en…

http://imageshack.us/photo/my-images/710/unbuenvecino.png/


Teoría-de-los-cristales-rotos-300x202.jpg

ANEXO IMPORTANTE:

¿Qué dice la teoría de los vidrios rotos?

Durante una entrevista en Colombia, el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, explicó la “teoría de las ventanas rotas” para explicar cómo se podía hacer frente a la inseguridad en las calles de las grandes ciudades.

En 1969 se hizo un estudio en la Universidad de Stanford, consistente en dejar abandonados dos coches idénticos en dos zonas diferentes de la ciudad, una zona pobre y otra rica. En la primera, al poco de dejar el vehículo, quedó descuartizado, pero en la segunda zona, lo conservaron como estaba. De ahí, se puede desprender que es atribuible a la pobreza las causas de un delito.

El estudio no terminó ahí, y los investigadores decidieron romper un cristal del coche. Entonces, el resultado fue el mismo en un tiempo muy parecido al de la zona con menos recursos.

¿Por qué el cristal roto ha desencadenado tanta violencia?

Ahora no se trataba de pobreza, es pura psicología. El cristal roto transmitió a los habitantes una idea de deterioro y despreocupación y rompió todos los códigos de convivencia que tenemos que observar en sociedad.

Así las cosas, la teoría de los cristales rotos viene a decir que el delito es mayor donde hay mucho descuido. Si trasladamos esto a las personas, una pequeña conducta indebida, repetida en el tiempo, puede llevar a realizar otras conductas sancionables.

Dentro del seno familiar, si los padres dejan que los hijos no limpien su cuarto, no hagan los deberes o digan malas palabras, los niños van a pensar que es lo normal y van a repetir esas conductas fuera de casa, descuidando las reglas más básicas de las relaciones personales.

Cuidando de nuestra casa, protegiendo nuestros cristales, enseñando a nuestros hijos a respetar a los demás y a sí mismos, siendo responsables de nuestros actos y de nuestras palabras, estaremos creando un mundo sin violencia, un mundo más seguro…un mundo sin cristales rotos.

Texto en http://sanamente.com/teoria-de-los-cristales-rotos/

 


Para leer la reflexión de Renny Yagosesky, PRESIONE AQUÍ.

Respeto mi vecino, respeta tu vecinoultima modifica: 2012-03-28T22:51:00+00:00da giuseppe_gino
Reposta per primo quest’articolo

1 Commento

  • Lo que trata de demostrar la teoría de los cristales rotos es que, ante algo que se percibe como descuidado o roto, reaccionamos entendiendo que a nadie le importa su estado, por lo que inmediatamente se copia el mismo tipo de conducta. Vemos cristales rotos y rompemos aún más. No hay nadie ahí para velar por su interés.

    Lo mismo pasa con las relaciones entre vecinos: Cuando uno de los residentes de un sector comienza a poner música a volumen alto con total impunidad, sin importarle nada ni atender ningún reclamo de quienes están alrededor, pues otro de los vecinos entiende que también puede hacerlo y comienza él también el bochinche… Y así se va degradando la paz y tranquilidad que “reinó” hasta hace poco en todo el sector…