May 17, 2008 - Todos    1 Comment

El sabio y feo Sócrates, ¿Cristo?

06497f7c7c5a514bd63dbd39e58706a0.jpgSócrates (a.c. 470 – a.c. 399) fue un hombre feo: De estatura baja, grueso, de nariz respingona, labios carnosos y ojos saltones, por lo que los atenienses, tan amantes de la belleza, se preguntaban como era posible que un hombre tan feo pudiera ser tan sabio. Y eso era: Sabio.

Cuando el oráculo de Delfos lo declaró el hombre más sabio de la humanidad, se puso a observar a su alrededor para averiguar por qué se le consideraba el más grande entre sus contemporáneos. Por fin, llegó a la conclusión de que, ene efecto, era superior a los demás porque era ignorante y lo reconocía, en tanto que los otros, siendo ignorantes, no creían serlo. Esa convicción encierra una gran verdad ya que quien cree saberlo todo no trata de aprender más; pero si se juzga que la propia sabiduría es incompleta, el esfuerzo por llegar a la verdad es natural.Sócrates no ahorraba dinero ni escribía libros por lo que cuanto se sabe de él proviene de los libros de sus discípulos.

Una de sus más importantes teorías fue que lo primero en la vida es tratar bien a nuestros semejantes, pero que para lograrlo hay que ser sabio, valeroso, tener templanza y ser justo.

Primero, es necesario ser sabio ya que sin sabiduría no se aprende ser lo demás ni se puede aquilatar la diferencia entre valor y temeridad, templanza y abuso. Para ser justo con el prójimo hay que conocerlo a fondo y para eso hay que saber casi de todo, lo cual reunió Sócrates en sus famosas palabras: Sabiduría es virtud. Si el hombre sabe suficiente, pensó, tiene que ser bueno.

El noble fin de un gran maestro

Los atenienses habían levantado templos a numerosos dioses. Parece que Sócrates creía en un solo Dios y no encontraba manera de explicarse la belleza del Mundo más que creyéndolo obra de una mente infinita. Veía crecer las flores año tras año, miraba a la Luna en su transcurso alrededor de la Tierra, observaba a la naturaleza regida por sabias leyes, y no encontraba más explicación que la de que un Ser, infinitamente superior al hombre, tenía que ser el hacedor.

Tenía también un acertado concepto de los ruegos dirigidos a ese Ser: “No hay que pedir a Dios que haga lo que el que pide puede hacer por sí mismo” o “Hay que implorar porque Dios conceda a cada cual lo que le conviene, ya que Él sabe qué es lo que conviene a cada uno”.

Durante los treinta años que pasó impartiendo enseñanzas a la juventud ateniense se creó algunos enemigos por sus ideas innovadoras; fue sometido a juicio, acusado de hablar de nuevos dioses y enseñar falsedades a sus alumnos. Ambos cargos carecían de fundamento pero Sócrates fue declarado culpable y sentenciado a muerte.

Cuatrocientos años más tarde, Jesucristo también fue acusado injustamente y condenado a morir en la cruz. La muerte de Sócrates fue apacible, envenenado con cicuta, y hasta sus últimos momentos continuó explicando a sus discípulos por qué creía en la inmortalidad del alama.

Fuente: Nueva Enciclopedia Temática, 9na edición, 30/09/1968, tomo 8, págs. 256-257.

El sabio y feo Sócrates, ¿Cristo?ultima modifica: 2008-05-17T17:00:00+00:00da giuseppe_gino
Reposta per primo quest’articolo

1 Commento

  • Sócrates sería la persona que la humanidad tendria que llevar en las remeras y tener una foto en sus casas . Jesús fue un invento. El mejor producto jamas creado, que ha hecho millonarios a varias religiones. El Mundo es eterno, no hay creadores, por eso Dios nunca existio. Phatouros de Grecia