Mar 30, 2008 - Todos    5 Comments

Mis maestros (hasta Marzo 2008)

Los maestros son quienes nos enseñan a ser ciudadanos, más aún, buenos ciudadanos. Hay dos personas que me marcaron de forma muy especial y a quienes quiero rendirles un pequeño tributo a través de esta vía…

Pero no quiero refirme sólo a los maestros como “personajes” que han significado algo importante en mi Vida, también hubo tres hechos que me impactaron, que han sido “maestros” en mi vida y que han constituido enseñanzas especiales para mi proceso de formación (en cuanto a la educación que “absorbí”) para fundarme como ciudadano.Me acuerdo de mi maestra (profesora) de 3er y 4to grado de primaria, en el Colegio San José de La Carlota, en especial, quiero agradecerle a la Srita. Stamitti por la actitud que tuvo con todos sus alumnos y, en especial, conmigo durante mi proceso de aprendizaje de esos años. No me acuerdo muy bien de cuál era su nombre, pasaron muchos años, casi 30, pero creo que es Angela…

La Srita. Stamitti fue quien me inspiró a que me instruyera con calidad, a que tomara las riendas de mi vida, a que fuera un adulto desde ya… Mi rendimiento escolar con ella fue sorprendente. Cuando tuvieron que cerrar al Colegio San José y tuve que irme a otro colegio, me dí cuenta de lo que había perdido. Nada fue igual, me embargó un sentimiento de añoranza por lo que había sucedido. Sin embargo, la Srita. Stamitti supo inculcarme algo que ningún otro profesor supo decirme: “Comprende tu entorno, siempre ponte un paso más adelante de los demás y triunfarás”.

No sé cual fué el destino de la Srita. Stamitti. Ella quería irse a vivir en Italia. Actualmente desconozco su paradero. Ni siquiera sé si está viva… Pero si alguien sabe donde está ella o cual es su paradero, díganle que yo, Giuseppe Di Nardo, siempre la recuerdo con afecto y admiración.

Mi segundo maestro les va a sorprender, creo que él mismo se sorprenderá por mi nominación. Quiero rendirle mi más profundo agradecimiento al Prof. Claudio Margaglio, docente de la U.S.B. y uno de los más grandes matemáticos de la historia contemporánea de Venezuela (aunque muy pocas personas sepan esto). Tuve el honor de ser su alumno de Matemáticas V, en un “verano” a mediados de los años ’90 del siglo XX. Me enseñó todo en cuanto a la perspectiva de los volúmenes, del comportamiento de las funciones, cómo manejar las integrales ene-ésimas, el por qué de las inecuaciones, me enseñó que todo lo que estábamos viendo era apenas el ápice de toda una serie de investigaciones, pero además, con su verbo me enseñó algo que ninguna otra persona me había inculcado hasta el momento: Humildad.

Tuve la capacidad de sacarle 110/100 ptos (¿qué, qué, queeeeeeeeé? ¿Cómo así? Bien, fue porque aplicó una “campana de Gauss” para otros de sus alumnos que se habían esforzado y merecían un poco más de puntos, le dije que los puntos sobrantes me los debía para una próxima oportunidad que lamentablemente no se dio). Con el Prof. Margaglio bastaron apenas 45 días para que él me transformara en otra persona. Fue siempre muy perspicaz y certero en sus clases, nunca una frase de más, siempre con discursos alentadores. Él tuvo que haber cursado la misma escuela de la Srita. Stamitti, o por lo menos tuvo que haberse sometido a un mismo pensum de estudios escolar… ¿Cuál será?

Ambos, Stamitti y Margaglio, inspiran confianza, positivismo, capacidad y logros. Todos quienes fueron alumnos de Stamitti y Margaglio son actualmente muy buenas personas (bueno, al menos esto me consta de los compañeros de clase con quienes he mantenido cierto contacto).

En cuanto a los hechos que marcaron mi vida, no quisiera extenderme mucho en ellos para evitar que esta se convierta en una lectura larga pero si quiero mencionarlos y recalcar lo que han significado para mí.

1. El haber sido integrante de un plan de formación de activadores culturales, suscrito a un plan de estudio enmarcado dentro de lo que sería la Licenciatura en Educación mención Desarrollo Cultural de la U.S.R., lamentablemente no me dieron el apoyo que necesitaba y me dejaron por fuera simplemente por NO compartir ciertos puntos de vista de cómo se estuvo manejando “Misión Cultura” en el momento. Yo, más que nadie, me merezco ser un educador en el área de desarrollo cultural y quizás, a futuro, se me reconozca mi capacidad con el título universitario que me merezco. No me interesa la politiquería, me interesa la realidad, lo cierto pues… En el grupo de sistematización conocí a muchas personas que, por razones antropológicas y sociales, no tuvieron oportunidades en su vida para progresar, entendí que ellas no buscan meramente solidaridad sino que necesitan de mi ayuda altruista. De allí aprendí a ser una persona auténtica, con CULTURA… Y así seré, de ahora en adelante.
2. El haber asistido a una charla sobre demencia senil en la Fundación Alzheimer de Venezuela. Allí aprendí que en nuestras sociedades, si bien hay personas que no tuvieron oportunidades pero pueden tenerlas, lamentablemente hay personas que, si bien han podido tener oportunidades en su vida, están por ya no tenerlas… A estas personas tengo que ayudarlas obligatoriamente.
3. Insólitamente, la tercera circunstancia se debió a un hecho fortuito que igual marcó mi vida y mi punto de vista sobre dónde estamos y hacia dónde vamos. Una mañana fui a tramitar mi carta de ciudadanía (cédula de identidad) y en la cola me encontré a un grupo de extranjeros anglo-parlantes que estaban intentando hacer lo mismo. No hablo inglés fluidamente (por ahora) pero entendía todo y en lo poco que pude expresarme, ellos me atendieron de forma jovial y respetuosa, pero me impactó sobre lo que hablaban, en sí: Lo bueno, las bellezas y lo mejor de Venezuela, país donde resido actualmente. En instantes recibí una gran lección, ellos constituían el modelo ideológico que debemos construir basado en tres premisas fundamentales: El amor a tu entorno, la construcción de nuevas realidades y dejar el pasado en el pasado (DESARROLLO, PROGRESO y MEDIO AMBIENTE van tomados de la mano, ¡juntos!). Esas “personas anónimas”, con quien tuve el placer de encontrarme en un espacio-tiempo exacto, no hablaban mal de lo que ocurre en el país, simplemente se limitaban a decir: “Qué bello X sitio”, “En tal sitio sería bueno construir X cosa”, “Me robaron y tuve que ir a trabajar el sábado y el domingo para recuperar lo que me quitaron”… ¡Vaya! En ningún momento hubo algún lamento, una crítica, un desprecio, nunca hablaron con términos negativos o improperios. En fin, esta es la Venezuela que yo quiero, ¡para mí y para Todos! Que excelente fue ese día para mí… Lo recordaré siempre.

En fin, si se fijan bien, les detallé tres ambientes, totalmente contrapuestos… Uno, de quienes no tuvieron oportunidades pero pueden tenerlas. Otro, de quienes tuvieron (o pudieron tener) oportunidades pero ya no pueden tenerlas. Y el tercer ambiente, de quienes son libres, sin ataduras ideológicas, teniendo oportunidades ahora y siempre, proyectándose, logrando lo que quieren, con éxito e independencia.

Mis “personajes” definieron mi aptitud. Los hechos moldearon mi actitud… Los reconozco como “mis maestros”.

115b8d8fd2de68a46fa5afcdc0400a44.jpgUbica tú también a los personajes que han estado presentes en tu vida, los hechos que te han marcado de alguna forma en tu comportamiento. Luego, deja saber tus experiencias, deja aflorar tus sentimientos, vamos a contribuir a que seamos cada vez mejores ciudadanos y hagamos que otros también puedan serlo…

Espero que todas estas reflexiones puedan servirte, ¡GRACIAS POR LEERME!

Mis maestros (hasta Marzo 2008)ultima modifica: 2008-03-30T16:10:00+00:00da giuseppe_gino
Reposta per primo quest’articolo

5 Commenti

  • jajaja Margaglio, te acabo de llegar buscándolo. Me dio Mate I en mi primer trimestre en la USBen el 2005.
    Es demasiado adorable ♥ ♥ ♥

  • Soy la hija del Profesor desde Venezuela, me acabas de hacer llorar con tus comentarios sobre mi papá, el me enseño exactamente los mismo : La humildad.

    Que bueno que la gente siempre hable tan bien de él y lo quieran tanto por que para mi es un privilegio ser su hija.

    Saludos,

    Xiomara

  • Tuve el honor de recibir clases de mate 3 con el profesor Margaglio hace 10 años un verano. Mas que vectores y matrices, me enseño a esforzarme para dar lo mejor de mi.

    Una persona excepcional, sin duda.

    A quien pueda darselo un abrazo con cariño

  • Que persona tan genuina y excepcional el Profesor Claudio Margaglio, mis mejores recuerdos como alumno de profesor alguno van dirigidos sin duda a este personaje, de quien pude recibir casualmente clases de Matemáticas 3 en un verano. Por suerte tuve la oportunidad de hacerle saber mi gratitud personalmente.

    Por cierto, Xiomara, tu papá nos comentó de ti alguna vez en una clase, y con su particular acento decía, “En Italia los nombres son limitados, pero a mi hija en Venezuela le he colocado un nombre trópical, Xiomara, yo por mi parte soy Claudio un alemán, italiano, venezolano rencauchado”

    Su trabajo siempre estuvo envuelto en gran mística, y con respecto al comentario de la humildad, nada más cerca de la verdad. Pienso que la Universidad Simón Bolívar poco ha reconocido tan excelsa labor de este profesor. Y siento profundamente que lo mismo ocurra hacia otros profesores que han marcado un hito en la USB y ya no imparten sus conocimientos en esa nuestra Universidad.

  • Hola:

    Tuve el privilegio de recibir clases del prof Margaglio hace anos, vi mate I y II con el. Fue, sin duda, el mejor profesor que tuve en la universidad. Se lo hice saber personalmente justo el dia que me gradue de la universidad: fui a su oficina y se lo dije. Es un ser gentil, honesto, inteligente y competente. Hasta me regalo libros para que los leyera porque compartiamos intereses comunes!!!

    Espero que este bien de salud y que viva mucho mas!! Ojala pueda leer esto para recordarle mi gran admiracion.