Nov 30, 2007 - Todos    2 Comments

¡Llegó Pacheco!

En Caracas, donde estoy viviendo actualmente, ¡llegó Pacheco!

NO, en realidad no llegó una persona… Tampoco llegó una cosa que se llame así, ni es un animal… El “Pacheco” se refiere a que se estableció un clima menos caluroso en la ciudad, con vientos frescos y buen tiempo general.

c7a596ff5908a236fe5b799ff88052f3.jpg

En las montañas del centro-norte venezolano descienden las temperaturas, manteniéndose por los 30 grados centígrados durante el día pero bajando en menos de 15 grados centígrados durante la noche. Esto se refiere fundamentalmente a un cambio en la orientación de los vientos. Durante la mayor parte del año, de Marzo a Noviembre, los vientos van del Este hacia el Oeste, en su mayoría provienen de la calurosa África, manteniéndose lluvias con bajas presiones a lo largo y ancho del territorio venezolano. En Diciembre cambia el sistema de bajas presiones por altas favoreciendo los días soleados, con entradas de vientos del Norte hacia el Sur. Como en el Norte hace frío descienden las temperaturas significativamente durante la noche, sin embargo, Venezuela se encuentra cerca del Ecuador y recibe una buena cantidad de luz solar calentándola lo suficiente.

En los Andes venezolanos se siente la disminución de la temperatura de forma más marcada por encontrarse las poblaciones en una altitud elevada. En las zonas costeras, en el Amazonia y en los llanos centrales prevalece el buen tiempo permitiendo arar (acomodar) los terrenos para los cultivos aún cuando el calor se mantiene.

Pero lo del nombre “Pacheco” tiene su origen, no fue inventado. Se trata de efectivamente un floricultor galipanero que vivía en el Guaraira Repano (El Ávila), una montaña donde los vientos pegan fuertes y que sirve de escudo para separar el clima caraqueño del que tiene la costa (de paso, Caracas se ubica a una altitud aprox. de 900m sobre el nivel del mar pero está completamente rodeada de colinas y montañas creando un micro-clima único en toda la zona). En la época de lo que era aún considerada Caracas como “la ciudad de techos rojos”, todos los diciembre se aparecía Pacheco en la Plaza Mayor de la capital (o Plaza Bolívar) cuando arriba en la montaña ya hacía frío (¡el pobre hombre no lo soportaba!).

Los caraqueños exclamaban “Allí viene Pacheco“, “Bajó Pacheco” o “Llegó Pacheco”, de esta forma sabían que las temperaturas estaban bajando en la montaña y que también bajarían a los pocos días en el valle capitalino, se preparaban así para la Navidad.

Así es como yo les quiero dar a conocer que me estoy preparando para las celebraciones decembrinas cristianas. En efecto, por este año (2007) no continuaré más con mis publicaciones en el blog y nos veremos de nuevo en el 2008.

Han sido muchas las satisfacciones que he recibido, los comentarios han sido muy positivos. Sin embargo, para sostener la labor de este blog son necesarias las contribuciones y, a tal efecto, hay un botón colocado para tal fin en donde Usted puede donarme lo que considera necesario para que este proyecto se enrumbe y yo pueda tener mayor tiempo para dedicarle.

En el 2007 he querido iniciarme ofreciendo una serie de conceptos sociales básicos, en el 2008 arranco con otras temáticas y rindiendo tributo a todos quienes han sido parte significativa en mi formación cultural.

Sigue acompañándome y dándome apoyo, espero que tengas una muy Feliz Navidad y un recibimiento Próspero del año 2008, junto a todos tus seres queridos, con amor y paz…

Escucha la Navidad, no yendo de compras y fomentando el consumismo, sino acercándote a tu iglesia más cercana (reflexionando sobre tu formación religiosa), dándole la mano a un amigo que lo necesita, buscando la justicia social sin pasividad, denunciando y luchando por nuestros valores y principios, en fin, siendo ciudadanos.

¡Qué Pacheco Carajo!!!

¡Llegó Pacheco!ultima modifica: 2007-11-30T15:45:00+00:00da giuseppe_gino
Reposta per primo quest’articolo

2 Commenti

  • Excelente reseña sobre Pacheco, en este momento todavía está pegando fuerte el friíto en Caracas, me gustaría que ampliaras más sobre este tema en una próxima entrega. Saludos.

  • Giusseppe, no es Guaraira Repano, es Wariarepano o Warirepano.

    Henry Pittier, citado por William Beebe en su libro “High Jungle”, indicó que poco antes de mediados del siglo XX refería haber escuchado de la boca de un anciano que las montañas que bordeaban a Caracas estaban cubiertas de densos bosques, mientras no muy lejos, en los ríos, había dantas. Estos testimonios son verídicos, debidamente escritos y registrados, son decisivos para comprender el significado del nombre que le daban los indios Caracas a la Cordillera de la Costa, que no era el actual “Wuaraira Repano”, tampoco la mala traducción “Sierra Grande”, como creyó un gobernador de esa época, sino “Wariarepano” o “Warirepano”.

    En efecto, no existe en el Caribe Venezolano tal cosa como “wuaraira” y tampoco “repano”. Lo que sí existe es warare, wariare, wariaret, formas locales para designar la “gran bestia”, es decir, la danta, y el sufijo colectivo -pano, equivalente a las terminaciones castellanas -ero, -ar, -al (hormiguero, palmar, cambural).

    Entonces, Wariarepano ó Warirepano es lo mismo que “Dantal” (lo reitera Frank Bracho: Clarinadas de María Lionza y El Ávila, entre otros autores que también indican lo mismo), palabra de formación análoga a la de designaciones indígenas relictas, como Carúpano, o lugar donde hay matas de caro o de caruto, Tucusipano, es decir “Tucusital” o Lugar de tucisitos, en el estado Guárico, y especialmente Guararipano, en el estado Falcón, entre otras.

    Más información en http://pepipalo.blogspot.com/2010/09/que-es-o-cual-es-el-significado-de.html