Oct 31, 2007 - Todos    Comments Off on Educar para formar ciudadanos

Educar para formar ciudadanos

Cuando estudiaba, en mi etapa de bachillerato, tuve el honor de cursar durante dos años una materia denominada “Formación social, moral y cívica”. Sin embargo, lejos de inculcarme valores y principios para la formación de mi ética se limitaban a hacerme leer discursos amorfos calificados de “patrióticos” que, si bien me enseñaron muchas cosas, la comprensión de los mismos NO llegaba a la mayoría de quienes estábamos en el salón (confieso que en mi salón era el único que entendía todas las consignas, pensamientos y legados de los próceres). De hecho, siempre que iniciábamos una discusión, exposición o debate, nadie preguntaba y yo era el único que hacía preguntas “reflexivas”, cuestión que me valió más de una reprimenda por el profesor de turno ya que me estaba “atreviendo” a realizar análisis y no a memorizar los discursos de memoria. Y aún cuando mis notas fueron sobresalientes nunca saqué la máxima nota porque me negaba a repetir cual lorito lo que estaba escrito tal cual en los libros.

a9c487a471df26327b8120884162d056.gif Cuando consulté en Wikipedia sobre ciudadanía me encontré con un interesante artículo que relata que está ocurriendo en España actualmente, relata como están tratando de cambiar un poco las cosas. Por supuesto, no estoy de acuerdo con el enfoque actual que quiere darse a ciertos aspectos pero es loable que, de alguna forma, se discuta y entienda que debe haber formación de ciudadanos.

A continuación les copio lo escrito, espero que en otros países ocurra lo mismo.

Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos es el nombre de una asignatura diseñada para el último ciclo de la Educación Primaria y toda la Secundaria en España por el gobierno del Partido Socialista Obrero Español, y que consiste en la enseñanza de los valores democráticos y constitucionales.

La asignatura nace de una recomendación del Consejo de Europa en el año 2002, cuyo objetivo es el de “promover una sociedad libre, tolerante y justa y que contribuya, junto con las demás actividades de la Organización, a defender los valores y principios de la libertad, el pluralismo, los derechos humanos y el imperio de la ley, que son los fundamentos de la democracia”.

Esta asignatura ha despertado recelo entre sectores conservadores españoles, entendiendo que el Estado asume en sus manos la educación moral de los individuos, al modo en que hasta el siglo pasado la habían asumido las familias o instituciones como la Iglesia Católica. El Partido Popular, principal partido de la oposición, y los Movimientos de Renovación Pedagógica se han opuesto reiteradamente a la introducción de la asignatura. El pleno del Consejo Escolar del Estado también se mostró contrario a dicha materia.

Aunque destacados dirigentes de la Iglesia Católica se han opuesto a ella, tachándola de totalitarista, otras asociaciones educativas de marcado carácter conservador no ven con malos ojos la medida, entendiendo que el currículum propuesto por el gobierno no desborda la mera enseñanza de los Derechos Humanos más elementales.

En algunos colegios privados concertados existen padres que han solicitado la objeción de conciencia ante la nueva asignatura. La Conferencia Episcopal Española ya ha señalado que los centros que impartan esta asignatura ‘colaborarán con el mal’.

Los puntos más criticados por algunos sectores, fundamentalmente católicos, son los que se refieren a la enseñanza sobre familias multiparentales, homosexuales mediante la ridiculización de los valores tradicionales, la obligatoriedad de la asignatura, el fín laicista y de adoctrinamiento estatal que se deriva de la misma.

 

Artículos previos relacionados de mi propia autoría:

Educar para formar ciudadanosultima modifica: 2007-10-31T01:05:00+00:00da giuseppe_gino
Reposta per primo quest’articolo

I commenti sono chiusi.