Oct 27, 2007 - Todos    2 Comments

Debemos luchar, insistir y ser ciudadanos todos los días

El antónimo de ser ciudadano es ser idiota. El idiota es aquel que piensa sólo en sus asuntos particulares y se “olvida” de su entorno. Por eso debemos luchar, insistir y ser ciudadanos todos los días para no ser idiotas.

En concreto: El ciudadano es todo aquel ser humano que tiene derechos cumpliendo con sus deberes en la sociedad.

En ocasiones se confunde el término ciudadanía con el de “sociedad civil” y “pueblo”. En la rama de la sociología, la “sociedad civil” se entiende como aquella que lucha y persevera como grupo organizado en la conquista de derechos. Todo lo contrario sucede cuando se habla del “pueblo” ya que se le denomina así a todo grupo social carente de derechos y que, sin embargo, debe cumplir deberes.

Generalmente al pueblo se le impone renunciar a sus derechos en pro de “reivindicaciones sociales” bajo la excusa de que la responsabilidad propia no existe y que las causas de los problemas es culpa de “terceros”. De esta forma, el concepto de ciudadano se diluye y el “pueblo” simplemente se convierte en enclavo de quien lo dirige.

Sin embargo, la naturaleza del ser humano es reaccionaria, divergente y NO TODOS PIENSAN IGUAL. Da risa cuando un político dice ser del pueblo o que “es el pueblo”. Huye y mantén bien alejado a quien te diga algo así (sea un politiquero o un afecto) porque quiere someterte a una “dependencia clientelar” sacrificando tu ciudadanía.

El ciudadano no renuncia sus derechos, los tiene y los ejerce, ¡se ciudadano!

P.D.: Sobre lo que es la “dependencia clientelar” consulta el significado de “clientelismo” en el excelente artículo titulado “Soy altruista, sé altruista”.

Debemos luchar, insistir y ser ciudadanos todos los díasultima modifica: 2007-10-27T02:10:00+00:00da giuseppe_gino
Reposta per primo quest’articolo

2 Commenti

  • cual es el perfil de un buen ciudadano.
    que tengo que hacer para considerarme –buen ciudadano

  • una manera de legar a ser un buen ciudadano, seria ofrecer o demostrar respeto hacia las personas con las que convives